¿Tu gato no te deja dormir? Toma nota!

Los gatos son felinos pequeños, pero que mantienen los mismos hábitos que sus parientes grandes. Son nocturnos. Prefieren la oscuridad de la noche para ir de cacería, y, aunque nuestro gatito está muy lejos de la vida salvaje, su instinto lo mantendrá activo cuando nosotros vamos a dormir.

El mercado ofrece juguetes, videos, artículos electrónicos como los dispensadores programables de comida y muchas opciones de entretenimiento, pero los gatos no distinguen de presupuestos y serán muy conformes con los objetos cotidianos que tenemos en casa.

Hay opciones sencillas y económicas para lidiar con los hábitos naturales de estas mascotas, pero hay que tener en cuenta que se trata de rutinas; es decir, que debemos cumplirlas a diario para que se establezca un vínculo en el tiempo.

Empieza por dejarlo jugar, si puedes cerrar la puerta de la habitación permitirás que corra y juegue sin que el ruido te moleste. A las pocas horas terminará cansado y dormirá tranquilamente.

Dar espacio para el juego es liberar sus comportamientos naturales. A los gatos les encanta correr, jugar a perseguir objetos y hacer pequeñas “luchas” o “cacerías”.

Será mucho mejor si lo acompañas en algunos momentos de la noche en ese mundo felino. Intenta regalarle 15 minutos o más de juegos lanzándole objetos o invitarlo a perseguir un rayo de luz.

Darle una bolsa de papel para que explore y juegue es una buena terapia para que drenen energía.

Ya cuando sea tu hora de dormir, déjale un plato de comida para estimularlo a tomar su tiempo de sueño, que puede llegar a ser completo luego de alimentarse.

Si el gato llora mucho, no se siente saciado con la comida o se mantiene muy activo -más de lo normal- debes consultar con el veterinario, pues puede tratarse de algún problema hormonal o de otro tipo.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments